Las tortugas marinas sufren diversas amenazas a lo largo de su vida. La carrera por la supervivencia es muy difícil, ya que no solo tienen que afrontar amenazas naturales, como ser alimento de algún depredador, sino también, amenazas producidas por los humanos, tales como el impacto negativo que genera la contaminación ambiental.